No vamos a discutir por esto del cambio climático.

No pienso dar mi opinión acerca del Cambio Climático, si me lo creo o si no me lo creo, y en que medida.
El pasado 24 de mayo tuve ocasión de escuchar a Juan Verde, un erudito internacional en política medioambiental y sostenibilidad, asesor de Obama y todo. Fue en Expomanagement, encuentro al que no falto desde hace muchos años a pesar de que a veces refunfuño.
De toda la ponencia, muy buena en general, me quedé con una diapositiva para mi perfecta:
Incremento de población: hecho irrefutable.
Incremento de nivel de vida: otro hecho, aunque en unos sitios más que en otros.
Incremento de consumo energético: más hechos.
Incremento de emisiones: claro, hecho.
Escasez de agua: pues sí. Ninguna duda.
Los combustibles fósiles son finitos: que sí, que sí, más hechos
Con todo esto, y después de haber “sufrido” alguna discusión que otra entre amigos de la catástrofe y negacionistas de que haya el más mínimo problema, ya me puedo fumar un puro con esto del cambio climático y ceñirme a hechos innegables, lo demás, como decía Juan, son “matices”. No sé si la temperatura subirá medio grado o veinte, si el nivel del mar subirá medio metro o doscientos, si desaparecerá una especie o mil, me vale con los hechos innegables, e innegables para el espíritu más frío y duro en contra de esto del cambio climático. Y está claro que hay que hacer algo, es así de sencillo.
Me quedé con otro dato sorprendente para mí, porque resulta que EEUU y China son los dos mayores inversores en energía limpia. Anda, toma. Resulta que Obama llegó a afirmar que “la nación que domine las energías renovables, dominará la economía”, y parece que se lo cree. Bien, que a lo mejor no es por conciencia, es por la economía (eso ya me suena más), pero como el resultado es óptimo, pues sea por lo que sea, que se haga, de eso se trata.
Estoy mucho más tranquilo, ya me hace falta pelearme con nadie ni analizar sesudamente, guste o no guste, hay un problema, hay que trabajar para resolverlo, y además eso supone un importante beneficio. Creo que a gusto de todos. Adoro las cosas sencillas.

Cambio Climático sin discusión

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Entradas Relacionadas

Publicado en Medioambiente, RSC Basico, sostenibilidad | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

La empresa perfecta

La empresa perfecta, la mujer o el hombre perfectos, la casa perfecta, el coche perfecto, todo eso existe. Igual que los gnomos.

El pasado jueves 9 de febrero, en la Comisión Europea, se presentaba el VIII informe del Observatorio de la RSC sobre la comunicación de las empresas del Ibex en materia de RSC. Carlos Cordero nos hacía llegar un comentario común a muchas empresas: “no vamos a poner en nuestros informes de sostenibilidad cosas negativas, tendremos que contar las positivas”. O lo que es lo mismo: mira, nuestras memorias de RSC son una versión idílica de nuestra empresa y las usamos únicamente para vender, que es de lo que se trata.

No se han enterado de nada. La RSC, ni los empleados, ni los clientes, pueden pedir ni piden, que las organizaciones sean perfectas. Eso solo sucede cuando tienes un mal día y te apetece discutir o decepcionarte. Lo que tampoco admiten son los errores sistemáticos, el mal servicio, la falsedad.

En las memorias pasa como con las páginas de empresa de Facebook. Si todo lo que viene es bonito, son bendiciones, y premios, algo huele mal. 200 páginas de lo buenos que somos, y medio folio de problemas, no es una memoria de sostenibilidad, es un panfleto. Que cada vez leerá menos gente, y menos todavía se lo creen.

La RSC no es para eso, no pide eso, no consiste en eso, no os habéis enterado.

Hay memorias que pueden parecer un insulto para sus empleados, una burla para sus clientes, y una tomadura de pelo para accionistas, proveedores, administraciones…

¿Cuándo nos vamos a tomar esto en serio? ¿Cuaádo vamos a ver la verdadera utilidad de la Responsabilidad Social, estrechamente ligada además con el beneficio empresarial?

Voy a hacerme una memoria de mi mismo y se la voy a dar a mi mujer, se va a tronchar de la risa.

 

imagen de rascacielos de nueva york de ricardo martín cuesta

La empresa perfecta, o como poco que lo parezca...

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Entradas Relacionadas

Publicado en comunicación RSC, Definición Responsabilidad Social, Objetivos empresas, RSC Basico, sostenibilidad | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Invertir en miedo

El pasado jueves 9 de febrero asistí a la presentación del VIII informe del Observatorio de la RSC sobre la comunicación de Responsabilidad Social en las empresas del Ibex. Como no me van los deportes extremos, me gusta ir a estos actos.

Se tocaron temas interesantes que contaré en algún otro post, pero quería empezar por un comentario que hizo Carlos Cordero, director del estudio:

En una misma semana salen tres noticias de una misma empresa:

Récord de beneficios.

Bonus millonarios a los directivos.

Despido del 20 % de la plantilla.

Chupate esa (eso lo digo yo, no Carlos Cordero).

Estoy convencido que esto es posible y tiene su explicación. La acción. Por encima de todo y de todos. Los accionistas. Pero solo en este ejercicio, ya veremos el siguiente cómo nos apañamos.

Soy el primer defensor del accionista y del legítimo beneficio empresarial. Ahora, habiendo recibido ese mensaje, yo no invertiría a medio plazo en esa empresa, prefiero el Casino.

Traduzco: nos hemos “inflao”, y justo en esta época, nos lo hemos repartido a manos llenas (ojo, que seguro que merecidamente en la mayoría de los casos), y con esto de la crisis, mientras, mandamos a miles de personas – familias a buscarse la vida. Ole, ole, ole.

¿Saben por qué no invertiría? Porque esa empresa no puede estar dando un buen servicio. Si yo (cliente, consumidor), tengo algún problema con esa empresa, no voy a hablar con ninguno de esos de los bonus. Si necesito algo, no me va a ayudar ninguno de esos de los bonus. Y estoy convencido que el servicio que ofrecen cada vez es peor.

Es peor porque depende de personas humanas que se levantan por la mañana con miedo. Porque hagan lo que hagan, y cómo lo hagan, incluso haciendo ganar más dinero que nunca, es solo para que se lo repartan (en muchos casos merecidamente) unos pocos, y aun así, pueden perder su puesto de trabajo.

Así yo no podría trabajar, lo reconozco, cualquier esfuerzo mío me haría sentir estafado y engañado, y no podría evitar pensar que los frutos del sudor de mi frente van a parar a estupendas y saneadas cuentas corrientes por las que no pasan ni mi hipoteca, ni mi alquiler, ni el cole de los niños. Y yo este mes los puedo pagar, pero no sé si podré dentro de 3 ó 4.

Y después de esto, ¿vamos a hablar de comunicación de RSC? Vamos, no jorobéis…

Sensaciones en la empresa, haga lo que haga...

Sensaciones en la empresa, haga lo que haga...

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Entradas Relacionadas

Publicado en comunicación RSC, RRHH, RSC Basico | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Quién eres, y ¡cómo!

En Responsabilidad Social hablamos de que ahora las empresas deben tener en cuenta no solo lo que hacen, su propuesta de valor, calidad, precio, blablabla, sino cómo lo hacen. Uno de los motivos es que el consumidor lo tiene en cuenta, consciente o inconscientemente, y esto va directo a la cuenta de resultado económica (la que mueve el mundo en la mayoría de los casos).

Pues bien, es el turno de las personas. Que las redes sociales te pueden afectar profesionalmente, es un hecho que muy poca gente pone en duda. El caso es que han publicado un estudio en EEUU en el que se dice que un 69% de profesionales de los RRHH han rechazado a alguien por la información recogida en las redes. Rápidamente mi mente viajó a Linkedin, y pensé que simplemente las aptitudes y conocimientos expuestos en sus perfiles no se ajustaban… y me equivoqué. La red que más ha influido en esos rechazos ¡ha sido Facebook! Es decir, el de RRHH ha valorado la actitud. “Me parece muy bien lo que sabes hacer, quién eres, pero no me encaja cómo eres, y por eso te descarto”.

Tiene perfecta lógica, hay perfiles de Facebook en los que no me gustaría que el nombre de mi empresa formara parte de dicho perfil.

Para entenderlo mejor, llevémoslo al extremo. Imaginemos un perfil donde se transmiten comentarios o imágenes xenófobas, lenguaje soez constante, fotos de borracheras todos los fines de semana, peleas dialécticas en el muro subidas de tono, críticas a su anterior empresa y jefes, ¡y clientes! Y lo mejor, que en la entrevista no se le ocurre decir al sujeto en cuestión otra cosa que “yo los fines de semana, lectura y ópera”.

Y en el fondo, para esto no hace falta un MBA, ni ser una especie de friki, ni un heavyuser del entorno 2.0, con un poquito de sentido común es suficiente. Un poquito de por favor.

Qué Johnny Depp parece que soy...

Qué Johnny Depp parece que soy...

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Entradas Relacionadas

Publicado en redes sociales, RRHH, RSC Basico | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

¡A por la sostenibilidad!

Se habla mucho de sostenibilidad. Gracias a la Sra. Brundtland y su conocido informe tenemos la idea de que consiste en responder las necesidades presentes sin comprometer las futuras. Y está muy bien. Hay una importante confusión con el ámbito al que afecta la sostenibilidad que ahora busca todo el mundo, y es que la mente se nos va hacia el verde. Viajamos rápidamente a las emisiones, los árboles y las focas. No es correcto. La sostenibilidad se debe entender siempre en tres áreas: económica, medioambiental y social. Sin lugar a dudas.

Yo, que soy simple como el mecanismo de un botijo, digo que sostenibilidad es algo que se sostiene, y lo suyo es que se sostenga en el tiempo. Pregunta a detractores, ¿es qué tú, tu empresa o tu departamento, solo trabajáis para maximizar beneficios este ejercicio y no os preocupáis del siguiente? Pues como por lógica empresarial esto no puede ser así, llámalo como quieras, pero algo de sostenible eres.

Está claro que uno de los problemas que tenemos ahora es precisamente el reinado del corto plazo. La insostenibilidad ha venido dada por el sistema, por el CEO, por la alta dirección, por el jefe, con la presión de los accionistas. Pero ojo, que a los accionistas, fantástica excusa para muchos comportamientos poco ejemplares, nadie les ha preguntado si quieren inflarse este año para perderlo todo el que viene, ¿no? Yo personalmente, no me gustaría tener accionistas así, pero a mi no me hagáis caso financiero que vivo con lo puesto.

Os invito a simplificar un poco el concepto y a darle una vuelta a esto de sostenerse, que al final no va a ser ninguna moda ni una tontería.

simplificar sostenibilidad

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Entradas Relacionadas

Publicado en Beneficios RSC, Definición Responsabilidad Social, RSC Basico, sostenibilidad | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario